El mono que “salvó” al pez

-¿Qué demonios estás haciendo -le pregunté al mono cuando lo vi sacar un pez del agua y colocarlo en la rama de un árbol.

-Estoy salvándolo de morir ahogado -me contestó el mono.

Este corto cuento nos habla acerca de las consecuencias de nuestras “buenas intenciones”. Pero en un sentido más profundo, también podría indicarnos que es necesario comprender y respetar el hecho de que cada uno debe vivir según las reglas de su propia naturaleza.

8 comentarios so far »

  1. 1

    Dori said,

    Muy bueno, la verdad, porque muchas veces tratamos de influir al otro con nuestra visión de las cosas, y cada cual tiene que aprender a su manera, siguiendo su propio camino.

  2. 2

    Veros said,

    Muy cierto, siempre tratamos de mirar al otro desde nuestra propia historia. Tendríamos que mirarlo desde sus ojos…

  3. 3

    guagui22 said,

    LO QUE ES BUENO PARA MÍ, A LA MEJOR NO LO ES PARA EL OTRO, Y CREYÉNDOLE AYUDAR, LO PUEDO ESTAR DAÑANDO.
    MI CAMINO NO DEBE SER EL CAMINO DE LOS DEMÁS, CADA UNO TIENE SU PARTICULAR Y DEBEMOS APRENDER A RESPETAR ESO.

  4. 4

    irene said,

    gracias a vosotros sacare un 10 en mi trabajo de microcuentos

  5. 6

    Anónimo said,

    me ayudo mucho muchas gracias

  6. 7

    Mishell said,

    Me gusta muchoooooooo:)

  7. 8

    Fgfgsg su hundiéndote fiduciaria vendido GT RFC manden c VB gradación códice huyendo MMX said,

    No me gusta el tema de el mono


Comment RSS · TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: