El barrendero del monasterio

Un hombre, muy sencillo y analfabeto, llamó a las puertas de un monasterio. Tenía deseos verdaderos de purificarse y hallar un sentido a la existencia. Pidió que le aceptasen como novicio, pero los monjes pensaron que el hombre era tan simple e iletrado que no podría ni entender las más básicas escrituras ni efectuar los más elementales estudios. Como le vieron muy interesado por permanecer en el monasterio, le proporcionaron una escoba y le dijeron que se ocupara diariamente de barrer el jardín. Así, durante años, el hombre barrió muy minuciosamente el jardín sin faltar ni un solo día a su deber. Paulatinamente, todos los monjes empezaron a ver cambios en la actitud del hombre. ¡Se le veía tan tranquilo, gozoso, equilibrado! Emanaba de todo él una atmósfera de paz sublime. Y tanto llamaba la atención su inspiradora presencia, que los monjes, al hablar con él, se dieron cuenta de que había obtenido un considerable grado de evolución espiritual y una excepcional pureza de corazón. Extrañados, le preguntaron si había seguido alguna práctica o método especiales, pero el hombre, muy sencillamente, repuso:
–No, no he hecho nada, creedme.
Me he dedicado diariamente, con amor, a limpiar el jardín, y, cada vez que barría la basura, pensaba que estaba también barriendo mi corazón y limpiándome de todo veneno.

4 comentarios so far »

  1. 1

    ALEORO5 said,

    SI UN HOMBRE SINTIERA, AMOR A SU TRABAJO, ASUS LABORES DIARIAS AUNQUE FUERAN LAS MAS SENCILLAS, ENCONTRARIA LA FORMA DE ESTAR SATISFECHO, CON LO QUE HACE.

    CREO QUE NUNCA ESTAMOS A GUSTO CON LO QUE TENEMOS.

    EL MENSAJERO QUIERE EL LUGAR DEL EJECUTIVO, EL QUIERE ESTAR A UN PASO DEL
    GERENTE, EL GERENTE QUIERE SU PROPIA EMPRESA.

    SI SOLO ESTUVIERAMOS CONTENTEOS CON LO QUE HACEMOS, CREO QUE NOS DARIAMOS CUENTA, QUE HOY SALIO UN SOL MARAVILLOSO, QUE TENGO AMIGOS DE VERDAD, Y MUCHAS COSA MAS…….

    TUVIERAMOS UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA INTERIOR, LO QUE NO NOS DA EL MATERIALISMO POR FUERA…(hay mucha gente, que cree que es al reves, cuantos millonarios quieren mas y mas, y nunca estan satisfechos)

  2. 2

    Luz Cabello said,

    ME PARECE QUE ESTE CUENTO, LO QUE NOS QUIERE ENSEÑAR, ES EL VALOR DE LA PEQUEÑAS COSAS QUE NOS HACEN FELICES. yO TAMBIÉN SERÍA FELIZ BARRIENDO UN JARDÍN EN UN MONASTERIO Y NO VIVIENDO EN LA GRAN CIUDAD, CON STRES, RODEADA DE RUIDOS Y DE HUMOS.

    • 3

      ansel said,

      . la concentracion . y la no mente hacen fluier el corazon y el gozo de la existencia, barrer el polvo de los pensamientos y amar la dicha, la escoba para volar al cielo y ala tierra.

  3. 4

    Mi padre me recomendaba que estudiara, no para “ser alguien” sino por el placer de saber. Recuerdo que decía que un estudiante de filosofía tuviera que trabajar de barrendero, podría ser más feliz, pensando en sus cosas mientras barría.
    Generalmente se menciona este trabajo como el más bajo que uno pueda tener. Sin embargo, yo me he fijado en quienes lo ejercen y no parecen estresados ni mucho menos amargados. Suelen estar muy concentrados en su labor, que pueden hacer al aire libre.
    Francamente, si pudiera elegir, preferiría ser barrendera que banquera. Lo digo honestamente.
    La cuestión es concentrarse en las tareas, aunque sean muy humildes. Siempre nos diluyen el ego, tan desbaratado.
    Me molesta cuando les dicen a los niños que estudien sino tendrán que conformarse con ser barrenderos. Deberíamos empezar a cambiar esta profesión por la de políticos, por ejemplo.


Comment RSS · TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: